Las bajas médicas fraudulentas en España

 

Todos los seres humanos somos propensos a enfermarnos y tenemos derecho a un pequeño descanso para una pronta recuperación, pero eso no quiere decir que debemos dar a nuestro sitio de trabajo una

Las bajas médicas fraudulentas en España

Las bajas médicas fraudulentas en España

baja fraudulenta para disfrutar de unos días libres sin justificación alguna.

 

Es inaceptable, terrible, que un médico de cabecera de una baja indebidamente. Un médico de atención primaria con un simple bolígrafo puede dar bajas, es decir que el bolígrafo puede ser considerado como un arma de destrucción masiva para las empresas, porque un 65% del absentismo total en las empresas son por alguna enfermada, incluso también por tener depresión.

Las bajas médicas bajaron para el año 2011, pero su disminución fue a causa de que no había mucha gente trabajando, pero también generó gastos de aproximadamente 64 millones de euros y unas 146.522 bajas. En los últimos 8 años se ha visto una evolución, los inspectores médicos han tenido más interés sobre el tema de las bajas fraudulentas  siendo menos tolerantes a la hora de dar bajas.

 

Según la Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo (AMAT) de un 7 a un 13% de las bajas médicas son fraudulentas, es decir, es la baja fraudulenta en la que no existe patología, pero de igual manera habrá que cerciorarse si esa patología realmente le impide trabajar. Para el año 2010 en España se registraron un millón de bajas sin justificar.

 

En las Mutuas una baja de por ejemplo un esguince grado 1 se da por 21 días, mientras que en la Seguridad Social la baja es de 45 días, ¿cuál es la diferencia? Si el trabajador necesita de una rehabilitación este comienza la siguiente semana, mientras que en el servicio público debe esperar a que le den cita. A través de las mutuas se han pagado unos 8.70 millones de euros, suponiendo que el día de baja son unos 34 euros.

 

Es más, las bajas que se dan desde el cuarto día del mes hasta el 15 son las que debe pagar la empresa desde su bolsillo, no lo paga la Seguridad Social, con una cuantía del 60% y en algunos casos hasta el 100%. Lo más grave de todo es que es en ese tiempo donde se produce la mayor cantidad de bajas. Los demás días hasta el 20 también debe pagar la empresa el 60% anticipadamente y luego se lo repone la Seguridad Social.

 

Los trabajadores que piden bajas fraudulentas médicas prácticamente están robando a la empresa, es decir, no van a trabajar pero aun así se les paga el día de trabajo como si realmente hubiesen ido. Como las pérdidas económicas de las empresas ha sido extremadamente grande, algunas se han visto obligadas a realizar investigaciones laborales y llevar un control de cada baja que los trabajadores piden.

 

Se han tomado como una opción contratar detectives privados para confirmar si esas bajas son reales o no. El Grupo Arga Detectives es una compañía confiable de detectives privados especialmente para ayudar a evitar las bajas fraudulentas.